domingo, 8 de abril de 2012

RESPUESTAS QUE PODRÍAN TRANSFORMAR A MÉXICO

Gabriel Quadri de la Torre

Candidato del partido Nueva Alianza a la Presidencia de los Estados Unidos Mexicanos 


¿Qué Estado queremos los mexicanos? 


Esta es la interrogante principal que subyace al conjunto de preguntas planteadas en el documento público del 27 de marzo de 2012 (http://ciudadanosenred.com.mx/sites/default/files/user6/desplegado2.jpg).

Sin ser exhaustivas, buscan respuestas para una ciudadanía cansada de una clase política fragmentada y dividida y de la carencia de políticas de Estado. Hemos manifestado públicamente la conveniencia de introducir al debate asuntos estratégicos e ineludibles para el futuro de México. Temas como el destino de las ciudades, la biodiversidad en tierra y mares, y la soberanía y sustentabilidad energéticas del país. De ahí que, además de fijar una posición inicial, proponemos visiones concretas de política pública y cambio institucional para que la ciudadanía conozca las ideas de todos los candidatos presidenciales al respecto. Las demandas ciudadanas insatisfechas exigen que no retrasemos más las reformas estructurales. Han de construirse con base en liderazgo y diálogo teniendo como objetivos prioritarios que México sea un país próspero, con seguridad ciudadana, educación de calidad y sustentabilidad.

Es evidente que los ciudadanos no sólo exigen a los políticos fijar una posición frente a un conjunto de temas relevantes, sino un compromiso para revisar y rediseñar las instituciones del Estado mexicano, a partir de programas y políticas públicas viables. En mi candidatura presidencial por Nueva Alianza sostengo que los proyectos para reformar el Estado mexicano deben cimentarse en tres premisas básicas. En primer lugar, se debe garantizar la gobernabilidad democrática, porque el cambio que impulsamos parte de la necesidad de re-institucionalizar y no de desestabilizar; en segundo término, es preciso ampliar y defender las libertades y los derechos ciudadanos plenamente; y, finalmente, la campaña electoral como la elección misma, deben servir para que la sociedad participe en este debate sobre el futuro de México y no solo para que candidatos y partidos le pidan su voto sin reflexión. En resumen, no se trata de quién o qué partido gane las elecciones, sino qué proyecto de Nación obtiene el respaldo de los ciudadanos.

A continuación respondemos, de manera sucinta, al cuestionario público que nos han dirigido a los contendientes por la Presidencia de los Estados Unidos Mexicanos, en el entendido de que podremos ampliar y deliberar con mayor alcance en el foro que para tal fin han propuesto.

PREGUNTAS CUYAS RESPUESTAS PODRÍAN TRANSFORMAR A MÉXICO

I. Seguridad, ejército, policía y Ministerio Público


1. ¿Estaría de acuerdo en mantener al ejército haciendo tareas de seguridad pública mientras no haya policías capaces de cumplir adecuadamente esta función, y en crear una policía nacional que sustituya gradualmente a las policías estatales y a las municipales? 
Sí, estoy de acuerdo en mantener al ejército en tareas de seguridad pública mientras construimos una Policía Federal de clase mundial (con todo lo que ello implica), desaparecemos las policías municipales y construimos el mando único en las entidades federativas, con una coordinación basada en el rediseño institucional en esta materia. En otras respuestas se ofrecen más detalles.

2. ¿Qué en concreto haría realmente distinto de lo que se hace hoy?
Promover e impulsar una cultura de legalidad ciudadana desde la educación básica; dignificar social y económicamente a las fuerzas de seguridad pública; crear la Cédula Nacional de Identidad con datos biométricos infalsificables; desarrollar un Registro Nacional de Vehículos con las tecnologías más modernas; instrumentar la Reforma Penal a fondo antes de 2016 en todo el país; e, impulsar un debate formal para encontrar mecanismos de regulación de las drogas y de atención a las adicciones como problema prioritario de salud pública.


3. ¿Estaría de acuerdo en crear una secretaría de las fuerzas armadas bajo mando civil, y una secretaría de Estado que se ocupe de todas las fuerzas civiles y tareas de seguridad sin funciones políticas? 
Sí, a partir de las premisas señaladas y, sobre todo, garantizando que la procuración de justicia esté exenta de presiones e intereses políticos o electorales.

4. ¿Estaría de acuerdo en consolidar la autonomía de la PGR, nombrando a su titular por un plazo fijo y cediendo la potestad presidencial para removerlo libremente, así como establecer la autonomía de gestión del Ministerio Público en todos sus niveles?
Sí, sobre la base de las premisas señaladas y como elemento fundamental de la Reforma Penal, incluyendo mecanismos de control que eviten una concentración de poder derivada de esa autonomía relativa y dotando al Ministerio Público las capacidades técnicas indispensables para ello. Transparencia y corrupción.

5. ¿Estaría de acuerdo en simplificar la presentación de la información pública bajo los lineamientos dictados por un grupo de expertos independientes?
Sí. Siempre que se recupere la experiencia obtenida por el Instituto Federal de Acceso a la Información (IFAI) y sobre criterios de eficiencia en la gestión.

6. ¿En publicar en internet todo pago que se realice y toda factura que se reciba en las dependencias del gobierno a su cargo y a promover esa misma transparencia en todos los demás órdenes de gobierno? 
Sí, y adicionalmente propongo un mecanismo ciudadano de seguimiento y escrutinio sobre el gasto público a nivel federal, estatal y municipal. Rendición de cuentas

7. ¿Estaría de acuerdo en dar a la Auditoria Superior de la Federación, y en su caso a la Secretaría de Hacienda, las facultades y/o capacidades reales necesarios para auditar y fiscalizar los fondos federales, incluyen el Ramo 33, que se transfieren a los estados, en volver fiscalizables y transparentes también todos los recursos entregados a terceros, en particular a sindicatos públicos, partidos políticos, organismos autónomos y los otros Poderes de la Unión? 
Sí, y adicionalmente dotaría de competencias y decisiones vinculantes efectivas al IFAI. Impulsaría, además, las propuestas que actualmente formula la Red por la Rendición de Cuentas que coordina el Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE). En esta candidatura presidencial por Nueva Alianza estamos de acuerdo con el conjunto de planteamientos que se presentan, bajo las siguientes consideraciones: La transparencia, la rendición de cuentas y los programas anticorrupción deben asumirse como medios y mecanismos institucionales para fortalecer la gobernabilidad democrática; ampliar la participación social y garantizar el ejercicio pleno de los derechos ciudadanos; incrementar la eficiencia y la eficacia gubernamental; y mejorar la representación y representatividad de las organizaciones sociales y políticas.

Todos los organismos públicos e instituciones del Estado deben estar sujetos a un marco general obligatorio de transparencia y rendición de cuentas: los Poderes de la Unión, poderes locales y gobiernos de los tres niveles, organismos autónomos, dependencias y entidades públicas centralizadas, descentralizadas y desconcentradas, así como toda empresa con participación estatal. Los poderes Judicial y Legislativo de la Unión deben acelerar su transición hacia formas y mecanismos que garanticen la transparencia y rendición de cuentas, tanto de su gestión como del ejercicio de los recursos que les son asignados. Los partidos políticos deben estar obligados a transparentar y rendir cuentas no sólo por el ejercicio de los recursos públicos que se les asignan sino también sobre su gestión interna. Los sindicatos públicos deben estar obligados a transparentar el ejercicio de los recursos públicos que reciben y a rendir cuentas de su gestión en dos niveles distintos: por una parte, deben garantizar la absoluta transparencia ante sus agremiados por el ejercicio de los ingresos que reciben por concepto de cuotas sindicales.

En estricto sentido, las cuotas sindicales son hasta ahora recursos privados (cuotas de los trabajadores) trasladados a las organizaciones gremiales para su sostenimiento, por lo que los gobiernos sindicales deben responder ante los propios trabajadores por el ejercicio de dichos recursos. Tanto el ordenamiento sindical interno como el marco legal del país deben garantizar que los trabajadores tengan acceso a la información y cuenten con mecanismos de vigilancia sobre el ejercicio de los recursos que aportan a sus organizaciones gremiales. Por otra parte, los sindicatos públicos que reciban recursos directamente del Estado a través de convenios, fideicomisos o aportaciones especiales para fines específicos deben ser sujetos obligados por el mismo marco general de transparencia y rendición de cuentas que obliga a las instituciones del Estado, para informar sobre este tipo de recursos. La transparencia y la rendición de cuentas, así como los valores y las prácticas que ambos conceptos conllevan deben ser obligatorios también en el sector empresarial, en los medios de comunicación titulares de concesiones públicas y en las organizaciones de la sociedad civil. 

II. Educación


8. ¿Ampliar la jornada a 6.5-8 horas diarias? 
Sí, por supuesto, llevando a cabo los ajustes laborales y presupuestales necesarios, así como los programas indispensables de capacitación de docentes, equipamiento y nueva infraestructura escolar. Nuestra propuesta, incluso, va más allá y plantea impulsar decididamente el modelo de escuelas de tiempo completo; pero esa ampliación del horario o, incluso el modelo, quedaría reducido a una medida aislada si no desarrollamos un nuevo modelo educativo nacional que enriquezca los contenidos educativos para hacer realidad una educación integral.

En la educación se cifran las más altas expectativas de México: esperamos que en nuestras escuelas se forje a ciudadanos respetuosos de la legalidad y comprometidos con la democracia como forma de vida; se enseñen los valores que hagan posible una convivencia respetuosa, incluyente y digna; que impulse un desarrollo económico nacional sustentable en un mundo altamente competitivo; que genere una conciencia comprometida con el cuidado y la preservación del medio ambiente; que proteja la riqueza de nuestra diversidad cultural. Una escuela pública y de calidad que permita que la educación recupere su capacidad para promover la movilidad social; una educación que garantice la diversidad y el respeto a los derechos humanos con énfasis en los de la niñez, de las personas con capacidades diferentes y de los adultos mayores.

Todas estas y muchas otras expectativas buscan ser satisfechas en las escuelas. Por ello es necesario -más allá de acciones aisladas-, impulsar con la más amplia participación de todos los actores, una política de Estado en materia educativa y un nuevo modelo educativo nacional que se sustente en los principios del Artículo Tercero constitucional referidos a la educación pública de calidad, laica, gratuita y obligatoria.

 9. ¿Proveer a cada niño con una computadora asegurando la conectividad de banda ancha en cada escuela? 
Sí, pero es indispensable desarrollar los programas de formación continua y capacitación docente, procedimientos de mantenimiento de equipo e instalaciones, y cambio curricular que hagan efectivas estas medidas. Es preciso tomar en cuenta los errores, fracasos y deficiencias de programas como Enciclomedia y Habilidades Digitales para Todos. Uno de los componentes del nuevo modelo educativo debe ser el desarrollo de habilidades digitales, y para que ello sea posible las escuelas deben contar con adecuada conectividad y los niños y niñas con un equipo de cómputo personal. Esta vertiente tecnológica del modelo educativo que propongo lleva necesariamente a un cambio en el enfoque educativo para pasar de una educación centrada en el aprendizaje genérico a una educación que ponga en el centro de la atención al alumno y sus múltiples intereses educativos. Este cambio también requerirá de la transformación del rol del maestro y al impulso de comunidades de aprendizaje.

10. ¿Someter todas las plazas nuevas y liberadas de docentes, directores y supervisores a concurso y aprobar que la evaluación docente sea universal, obligatoria y periódica y que sólo los maestros certificados den clase? 

Sobre el sistema de ingreso, permanencia y promoción en el sistema educativo, por supuesto que deben ser concursadas todas las plazas no solo las de docentes y directivos sino también las de funcionarios de más alto nivel del sistema. Más aún, la evaluación requiere de un Instituto de Evaluación Educativa ciudadanizado -un IFE de evaluación educativa- y ésta debe ser integral. Evaluar sí los aprendizajes del alumno y el desempeño del magisterio; pero también evaluación de infraestructura, de la administración; del desempeño de todos los servidores públicos y de los indicadores de equidad y calidad de todo el sistema educativo nacional. Estoy a favor de la evaluación; pero debemos tener cuidado: la evaluación no es un fin en si misma; debe servir para incidir en las áreas de oportunidad.

Si no se cuenta con un verdadero sistema de formación continua, actualización, capacitación y superación profesional, la evaluación será un ejercicio estéril para mejorar la calidad de la educación pública. Por supuesto que la evaluación no debe en ningún momento significar la afectación de derechos de los docentes.

 11 ¿Entregar un Padrón Nacional Único de Maestros, eliminar todas las comisiones no educativas y resolver que no exista retención automática de cuotas sindicales?
Por supuesto que a este tema están unidas la rendición de cuentas, la transparencia y la necesaria participación social en la educación. Es fundamental conocer el padrón de trabajadores de la educación federales y estatales, disminuir las comisiones no educativas y encaminarnos paso a paso hacia un paradigma en el que prevalezca la decisión individual y la cotización voluntaria de los agremiados a los sindicatos. Sin embargo, creo que, en el contexto actual, debemos defender que los sindicatos sigan existiendo; que sean más eficaces y eficientes en la defensa de los derechos laborales, salariales y profesionales.

El tema de las cuotas está vinculado estrechamente con la legitimidad de la organización sindical y el grado de representatividad de sus dirigencias. La retención es un asunto “técnico” que realiza cualquier empleador (es usual en la iniciativa privada) como parte de un acuerdo con el sindicato y, por supuesto, con la autorización de los trabajadores afiliados. Lo importante, en último término, no es la “retención automática” sino los pasos previos y sus efectos: Afiliación voluntaria al sindicato, lo que implica aceptar el descuento correspondiente para el sostenimiento de la organización; la pertenencia a un sindicato y los beneficios que ello implica suponen un nivel mínimo de compromiso personal y responsabilidad colectiva.

Cumplimiento de la legalidad laboral y vigencia de prácticas democráticas en la vida interna de la organización; en otros términos, legalidad en la gestión y legitimidad de las dirigencias en toda la estructura del sindicato. Evidencia práctica, verificable y transparente, de que las cuotas sindicales se traducen en beneficio de los trabajadores en muy diversos ámbitos: defensa de sus derechos ante el empleador; asesoría jurídica permanente y de alta calidad; acceso a servicios de salud, prestaciones y seguridad social; desarrollo de iniciativas de índole sindical, profesional, socio productiva, cultural y editorial; mantenimiento y administración del patrimonio físico del sindicato. Inversión y crecimiento México necesita invertir, según los expertos, unos 80 mil millones de dólares más de lo que hoy invierte cada año para crecer al 6% anual.

12. ¿Qué acción concreta propone como mecanismo para generar y atraer ese volumen de inversión pública, privada y extranjera, incluyendo los sectores actualmente reservados de manera exclusiva o mayoritaria a mexicanos? 
Eliminar subsidios a los combustibles y transferirlos a inversión pública. Terminar con el monopolio en hidrocarburos y electricidad. Reformar el sector telecomunicaciones para propiciar la competencia y certeza jurídica. Reforma fiscal con IVA generalizado. Implantar un Flat Tax o tasa única que sea competitiva y transparente para empresas y trabajadores. Fomentar una educación de calidad para desarrollar capital humano y promover incubadoras empresas y empresarios en escuelas públicas. Una reforma laboral que dé flexibilidad al mercado de trabajo para facilitar la contratación y el acceso de mujeres, jóvenes y adultos mayores. Una reforma urbana que potencie el desarrollo de ciudades competitivas y sustentables. Una política industrial que desarrolle cadenas de valor integrando a pequeñas y medianas empresas mexicanas en clusters regionales. Una regulación ambiental transparente y eficiente.

13. ¿Considera usted que se debe impulsar la inversión privada a través de estímulos fiscales a las empresas? 
Sí, en el caso de producción conjunta de bienes privados y públicos por parte de las empresas; por ejemplo, en el reciclaje de envases y empaques como materiales secundarios para la industria, o, la integración de cadenas de valor con empresas locales y sistemas de apoyo tecnológico a las mismas, o bien, esquemas de capacitación de alumnos de escuelas públicas en empresas privadas. En todo caso, el mejor estímulo a la inversión privada es un sistema fiscal competitivo, el respeto a los derechos de propiedad y la certidumbre jurídica, un mercado laboral flexible, competencia económica, trabajadores con educación de calidad y alta productividad, y bienes públicos de calidad.

14. ¿Debería el gobierno tener una participación más activa en la inversión en infraestructura haciendo uso de la recientemente aprobada Ley de Asociaciones Público-Privadas? 
Sí, ya me he pronunciado al respecto, proponiendo proyectos concretos susceptibles de desarrollarse en el marco de esta nueva ley.

15. Si está de acuerdo, ¿con qué recursos y a cambio de qué otro gasto?
Con recursos obtenidos de una reforma fiscal incluyendo la eliminación de los subsidios a los combustibles. Lo anterior se complementaria con financiamiento de la banca de desarrollo, de la banca privada, de la bursatilización, de nuevos capitales de riesgo nacionales y extranjeros, y de organismos multilaterales. Además, se apostaría por una política industrial para desarrollar clusters regionales y producción conjunta de bienes públicos y privados para una economía verde. Empleo

16. Para crear el millón de empleos anuales que México necesita, ¿cuál de las propuestas de reforma laboral que están hoy en el Congreso rescataría? 
Ante todo, una reforma laboral que compatibilice los intereses de las empresas y los trabajadores y en la cual el gobierno cumpla con un papel mediador imparcial entre las partes. En este sentido, la reforma debe incluir los contratos flexibles, la desaparición de las juntas de conciliación y arbitraje, la eliminación de la toma de nota de sindicatos, la eliminación de la simulación en relaciones laborales y sindicatos blancos, la desaparición del Apartado B del artículo 123 constitucional, la homologación de derechos, y la promoción de la democracia, la transparencia y la rendición de cuentas en los sindicatos. Igualmente, una reforma que plantee gradualmente el tránsito hacia un sistema nacional unificado de Seguridad Social (salud y pensiones) y que resuelva problemas de sostenibilidad en pasivos laborales de sectores estratégicos. Ninguna de las iniciativas que actualmente duermen en el Congreso incluyen todos estos aspectos.

17. Si no está de acuerdo con ninguna de ellas, ¿cómo impulsaría la generación de empleo en el país? Resuelta en la pregunta anterior.

III. Impuestos, subsidios y exenciones

18. ¿Estaría de acuerdo en fortalecer la hacienda pública mediante la reducción de exenciones tributarias, subsidios a la electricidad y a la gasolina, así como mediante el aumento de impuestos? 
Sí, por supuesto. Lo he explicado ampliamente en diversos foros públicos.

19. ¿Considera necesario evitar que los ingresos públicos excedentes que de tiempo en tiempo se obtienen por, entre otros, altos precios del petróleo se utilicen para financiar el gasto corriente? 
Sí. 

20. ¿Considera usted que deberían ampliarse los fondos de reserva para mantener los niveles de gasto ante una reducción en dichos precios? 
Sí. Deben ser fondos de reserva de dimensión estratégica para hacer frente a situaciones no previstas sin desviarnos de las necesarias reformas fiscal y energética que, en México, tienen ir de la mano.

IV. Impuestos y seguridad social 

21. ¿Estaría de acuerdo en recurrir al fondo fiscal central para transformar el sistema de seguridad social actual basado en el empleo formal en uno de protección social para todos los mexicanos, aunque implique aumentar los impuestos?
Sí, a través de un proceso a largo plazo y de la reforma convergente en los sistemas de seguridad social. Todo ello con la finalidad de reducir los costos de contratación y aumentar el empleo y flexibilidad del mercado laboral. Es decir, crear empleos para aumentar la base de cotización formal (contributivo), de tal manera que el sistema sea preferiblemente autofinanciable.

V. Monopolios públicos

22. ¿Estaría de acuerdo en promover la reforma constitucional necesaria que permita la inversión privada minoritaria en Pemex y CFE, garantice su rentabilidad como empresas y transparente su desempeño mediante la cotización en las Bolsas de Valores de México y Nueva York?
Nuestra propuesta hace hincapié en la apertura y la competencia. Incluso la inversión privada podría ser mayor siempre y cuando el Estado mexicano mantenga el control de la empresa en el Consejo de Administración (la mitad más uno de los votos).

23. Si no, ¿qué acción concreta propone para subsanar las ineficiencias operativas de estas empresas? Resuelta en la pregunta anterior "Sindicatos públicos".

24. ¿Estaría de acuerdo en suprimir la separación del apartado A y B del Artículo 123 constitucional, la cláusula de exclusión sindical, la "toma de nota", los sindicatos únicos en el sector público y la retención automática de cuotas sindicales de sus trabajadores por Hacienda? Sindicatos únicos, per se, ya no existen o más bien ya no se aplica la restricción legal que impedía la formación de más de un sindicato. Amparados en tratados internacionales y en resoluciones de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) sobre libertad sindical, muchos grupos sindicales en México han ganado en tribunales su reconocimiento y garantizado su derecho a organizarse libremente. De hecho ya existe jurisprudencia de la Corte en esta materia, y en lo últimos años se han registrado numerosos sindicatos.

En el sector educativo, por ejemplo, además del SNTE existen sindicatos tanto nacionales como estatales que han ganado su registro. Lo mismo ocurre en muchas otras dependencias como SCT, Sedesol, SS, Correos, INEGI, y un largo etcétera. Así que los “sindicatos únicos en el sector público” dejaron de ser un problema hace mucho. Hace falta modernizar/actualizar la legislación para regular la relación entre sindicatos de una misma dependencia o entidad, y entre ellos y la parte patronal. Estamos de acuerdo en suprimir el Apartado B –para eliminar la toma de nota, la cláusula de exclusión y devolver el derecho de huelga—, pero no es suficiente. También hay que eliminar tribunales de conciliación y arbitraje para sustituirlos con tribunales del poder judicial; exigir elección democrática de dirigencias a través de voto directo, secreto y universal; suprimir la afiliación forzada a partidos políticos; instituir figuras como plebiscito, referéndum y revocación de mandato; instituir recuento sindical para resolver sobre la titularidad de las condiciones de trabajo y/o el contrato colectivo; establecer derechos de los agremiados en materia de transparencia y rendición de cuentas, entre otros.

La reforma del sindicalismo es uno de los grandes pendientes del cambio democrático. México necesita sindicatos fuertes, democráticos y representativos; con capacidades de propuesta y resolución, y capacidades también para participar y corresponsabilizarse en los procesos económico, social y político del país. El viejo arreglo sindical-corporativo no contribuye a la construcción de pactos para el desarrollo, ni a la implementación de cambios en el sector productivo, ni para la modernización de la economía, encaminada a elevar la productividad y la competitividad. Tampoco se observan contribuciones para procesar y concretar las reformas que son necesarias en materia energética, laboral, en la administración pública y los sistemas de seguridad social. Mucho menos sirve ni contribuye a un mejor futuro de México la simulación del sindicalismo blanco y/o de protección, que en pleno siglo XXI significa uno de los mayores atrasos del país. Prácticas monopólicas privadas Las concesiones públicas sólo son justificables cuando maximizan el beneficio de los servicios y activos públicos concesionados, sin atentar contra la rentabilidad económica.

25. ¿Qué nuevas reglas establecería para el ejercicio de las mismas, en particular en los servicios de telefonía, banda ancha y televisión? 
La agenda en telecomunicaciones es inmensa debido al atraso del país en esta materia. Es indispensable acelerar el apagón digital y la competencia en televisión digital terrestre con un programa de subsidios para los decodificadores que requieren los consumidores. También es urgente crear un consorcio público privado que invierta en la banda ancha de 700 Mghz. En telefonía móvil el costo de interconexión debe promover la competencia. La Comisión Federal de Competencia (COFETEL) debe aprobar la asociación de Televisa en Iusacell, así como la entrada de nuevas empresas –como el Grupo Carso— al mercado de la televisión abierta.

26. ¿Estaría de acuerdo en dar autonomía y poder suficientes a los órganos reguladores de la competencia para sancionar prácticas monopólicas y crear un tribunal de última instancia que arbitre con prontitud y eficacia las controversias? 

Sí, y terminar con la doble ventanilla en materia de responsabilidades entre SCT y COFETEL. La rendición de cuentas no se restringe al control sobre el ejercicio del presupuesto público. Decisiones públicas relevantes como la asignación de concesiones o las medidas de competencia deben ser transparentes, con base a derecho y privilegiando el interés público.

VI. México y el mundo

27. ¿Estaría de acuerdo en acelerar la inserción de México en la economía global mediante una ampliación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, y la apertura a tratados semejantes con el resto del mundo, en particular la inclusión de México en el Acuerdo de Asociación Transpacífico, un tratado de libre comercio con China y otro con Brasil? 
Sí, apostamos por la multilateralidad en las relaciones internacionales de México en todos sus ámbitos de actuación. México debe recuperar su papel de liderazgo en América Latina y en el mundo, y asumir como principios de política exterior el respeto a la democracia y a las libertades individuales, los derechos humanos y la sustentabilidad ambiental. México debe aprovechar su posición de puente entre América del Norte y el resto del continente, así como entre Europa y Asia. México debe construir una estrecha relación de cooperación con Centroamérica y el Caribe, por ejemplo, dotando a la Agencia Mexicana para la Cooperación Internacional y el Desarrollo de un fondo de mil millones de dólares para tal efecto.

México debe utilizar la política cultural como un instrumento estratégico de poder suave, creando el Instituto Mexicano Octavio Paz para promover en el mundo nuestra cultura y la enseñanza del idioma español. Reabriré la embajada de México ante la UNESCO y revisaré estratégicamente las oficinas en el exterior que cerró el actual gobierno.

28. Y en el orden político, ¿estaría de acuerdo que México participe en operaciones de mantenimiento de la paz de la ONU? 
Sí, en estricto apego al derecho internacional público.

VII. Valores contemporáneos y equidad de género 

29.¿Está de acuerdo con la interrupción voluntaria del embarazo?
Nadie puede estar a favor del aborto. Pero estoy a favor que el Estado respete las decisiones de las mujeres y les ofrezca respaldo y apoyo en este caso.

30. ¿Con la píldora del día siguiente? Sí. 

31. ¿Con los matrimonios del mismo sexo? Sí.

32. ¿Con darle apoyo fiscal a las diversas iglesias? No. 

33. ¿Con la despenalización de las drogas?
Sí, pero en un contexto regional (por ejemplo, EEUU, México, Centroamérica y Colombia) y con una solida política de salud pública, prevención y combate a las adicciones.

34. ¿Con políticas pro-activas vigorosas, de acción afirmativa, que aceleren, faciliten y mejoren las condiciones de la incorporación de las mujeres a la fuerza de trabajo?

Estamos a favor de políticas que eliminen todas las barreras que obstaculicen la igualdad de oportunidades por condición de género, raza, cultura o sexualidad. Por el contrario, no estamos de acuerdo con políticas de acción afirmativa extremas que generen discriminación negativa e ineficiencia. Cada día las mujeres mexicanas adquieren y asumen capacidades y posiciones propias cuando hay condiciones de equidad y no de privilegio. En cambio, sí hay que poner todo el énfasis pro-activo en políticas que erradiquen el maltrato a las mujeres y la violencia de género.

VIII. Poder a los votantes 

35. ¿Estaría de acuerdo en ampliar el poder de decisión de los ciudadanos con reformas políticas como: la relección consecutiva de alcaldes y legisladores, las figuras de referéndum y plebiscito, las candidaturas independientes, la iniciativa popular, y la segunda vuelta presidencial? 
Sí. A partir de las premisas señaladas y estableciendo condiciones institucionales que impidan que la reelección continua de legisladores evite la capilaridad política en los partidos políticos y que se privilegie la gestión clientelar respecto de la importante función legislativa. Se requiere de fomentar la carrera legislativa devolviendo legitimidad y representatividad a los congresos locales y a las Cámaras que integran el Congreso de la Unión. Las alcaldías y las jefaturas delegacionales deben tener reelección o, por lo menos, ampliación del mandato a seis años. Las otras figuras deben ser establecidas en la reforma política con un rediseño institucional articulado. En sí mismas no fortalecen la democracia si no se articulan en una reforma integral.

36. Para favorecer el consenso, ¿qué parte del programa de sus adversarios apoyaría usted en el caso de perder? 
Si ese fuera el caso, apoyaría todas las reformas estructurales en materia fiscal, laboral, energética, educativa, y urbana, en el sentido expuesto en la introducción. Gobierne quien gobierne, se requiere de un gran acuerdo nacional plural y democrático que impulse las reformas indispensables para lograr que México sea un país plenamente desarrollado antes de que termine la primera mitad del siglo veintiuno.

TEMAS QUE NO FUERON INCLUIDOS Y CUYAS RESPUESTAS SE NECESITAN PARA TRANSFORMAR MÉXICO 

Como anticipamos en nuestra carta abierta del 29 de marzo de 2012, consideramos que en el cuestionario a los aspirantes presidenciales no fueron incluidos diversos temas de interés estratégico para México. Es indispensable conocer la respuesta de los otros tres candidatos a las siguientes interrogantes: Ciudades y política urbana Siendo México un país urbano, que lo será cada día más, es evidente la carencia o ausencia de políticas para sus ciudades. El caos urbano es patente, promovido por las políticas de vivienda.

¿Está usted de acuerdo en reformar la administración pública y las políticas de vivienda para impulsar ciudades competitivas y sustentables? 


¿Está usted de acuerdo en impulsar una urbanización acelerada, productiva y sustentable, como precondición del desarrollo económico y la disminución efectiva de la pobreza? 

Medio ambiente y energía sustentable. 

El cambio climático y el carácter finito de los hidrocarburos plantean el imperativo de una reforma estructural a largo plazo en la matriz energética de México, aprovechando el potencial de nuestro país en materia de energía renovable.

¿Está usted de acuerdo en promover la inversión privada, la competencia y el apoyo del Estado para desarrollar energías renovables como la eólica, solar, geotérmica y mini-hidráulica? 


¿Está usted de acuerdo con la construcción de nuevas plantas nucleares? Campo mexicano, mares y costas, y capital natural. México ha destruido desde el siglo XX sus ecosistemas terrestres de forma masiva, en el contexto de políticas agrarias y de subsidios agropecuarios ineficientes e ineficaces. 


¿Está usted de acuerdo en mantener subsidios agropecuarios que promueven la deforestación y la destrucción de la biodiversidad como el PROCAMPO y PROGAN, o, por el contrario, en transformarlos en contratos de conservación con los campesinos? 


México tiene una superficie marina dos veces y medio más grande que su territorio terrestre, con ecosistemas y recursos naturales abundantes pero frágiles y en muchos casos abusados y sobrexplotados. Además, México carece de capacidades para su gobernanza integrada y manejo adecuado.


¿Está usted de acuerdo en reformar la administración pública para crear capacidades integradas de regulación, conservación, ordenamiento y uso sostenible de mares y costas?

10 comentarios:

  1. Aida Flores Serrano8 de abril de 2012, 13:08

    Y cómo hacer realidad todas estas ideas frente a un poder legislativo en el que no tendrá la mayoría? Aida Flores Serrano

    ResponderEliminar
  2. Párrafos por favor. :(

    ResponderEliminar
  3. Se les descompuso la tecla de "Enter". Acomoden poquito el texto, por favor. Es imposible de leer así.

    ResponderEliminar
  4. De nada servira estas propuestas si la bola de huevones que tenemos en el poder legislativo no les conviene aprobarlas porque ya no les daran 75 mil 631 pesos y sus iPads mensualmente.

    ResponderEliminar
  5. Si Gebriel Quadri gana, México será perfecto al cabo de seis años?

    ResponderEliminar
  6. Sr. Quadri: Le suplico que introduzca a la discusión electoral de este año el tema de los juicios *orales con jurados*. Mucho del problema que enfrentamos con la ineficiencia de nuestro poder judicial tiene que ver con el hecho de que quienes toman la decisión final en los juicios son personas que están ahí de carrera. Eso les quita libertad: no quieren contradecir a sus colegas ni a la costumbre, y prefieren aceptar una mordida o simplemente no echarle ganas a su chamba y entambar a quien se deje. Por eso es importante no sólo que los juicios dejen de ser en papel, sino también que quienes sean responsable del verdicto sean personas tomadas al azar entre la población (con un proceso de selección que involucre a ambas partes, por supuesto) que no estén comprometidas de antemano y que no estén viciadas por haber estado ahí toda la vida. Saludos.

    ResponderEliminar
  7. Sr. Gabriel Quadri. Me parece muy interesante su postura en cada una de sus respuestas, además de coherentes con la percepción generalizada que yo tengo de los problemas de nuestro país. Puede haber algunas propuestas en las que podría no estar totalmente de acuerdo, pero en general es bastante buena su intervención en este ejercicio, del cual estaba enterado desde un principio y de verdad esperaba cuál de los 4 candidatos se dignaría a responder este pliego de preguntas. Esto significaba por lo menos un acercamiento a la acción realista para atacar los problemas de México y que necesita un gobierno aterrizado, propositivo y directo y con voluntad de actuar. Me agrado mucho que usted fuera el primero y eso para mí ya es bastante para tomarlo en cuenta con mi intención de voto. Solamente una duda me queda en cuanto a su candidatura. Por la forma en que usted llego a la candidatura y además por el partido que lo respalda, yo podría pensar que es un candidato ciudadano con la consigna de rescatar a un partido destinado a perder su registro. Y con todo respeto mi reserva con respecto a usted es en base a la siguiente pregunta: En dado caso que llegara a la presidencia (y aunque no lo logre) ¿Cuál sería su relación con el PANAL después de concluido el proceso electoral?

    ResponderEliminar
  8. Al fin alguien como nosotros!!!! Se ha ganado un voto por su coherencia, su postura y la forma en que se manejo durante el debate. A pesar de mis opiniones acerca de Elba E. gfodillo y el SNTE , he leido las Propuestas de la Plataforma Presidencial y concuerdo con todas o casi todas, pues debemos encarar la realidad que vivimos y ocuparnos de resolver los asuntos desde la base.

    Es una lástima que las propuestas puedan ser desechadas en la cámara de diputados por cuestiones partidarias, por eso estamos como estamos, pero espero que la lucha se realice pues solo así podrá haber algunos cambios Busqué si había alguna oficina del partido en mi entidad pero veo que no, así que como nos contactamos con ustedes para efectos de apoyar al ing. Quadri aqui en Sureste.. Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
  9. Quadri. A la par de EPN hablas de quitar apoyos al petróleo para que los especuladores presionen a los consumidores para buscar nuevas fuentes. ¿Por qué no mejor hablas de consumir menos, frugalidad o de simplicidad voluntaria? Uno de los mayores secretos de consumir menos es apoyar al campo para un plan de transición. En cambio, ¿qué tonteria has propuesto?, pues todo lo contrario: dejar de apoyar el campo. Cabe decir que ahora tu cutre ideología (armada contranatura con una sindicalista y 3 gatos con 2 neuronas que te votarán a favor) aún no resuena en el mundo pero sí que lo hará en unas decadas, ya entrado tiempo después del pico del petróleo, bajo este nombre: ecofascismo. Duerme tranquilo.

    ResponderEliminar